TU AUTO, EL PEOR DISTRACTOR MIENTRAS MANEJAS

No es nada nuevo que la mayoría de los conductores realiza actividades como ‘texting’ o llamadas por teléfono mientras maneja, ni que sean motivo de graves accidentes, lo alarmante es que todas las funciones y componentes agrupados en el sistema de infoentretenimiento (GPS, radio, pantallas touch) de los autos recientes, son parte alarmante de la lista de distractores mientras manejamos.

¿Qué es más grave, ‘textear’ o hablar por teléfono mientras manejamos? En realidad, cualquiera de las dos acciones representa un riesgo, ya que ambas necesitan los ojos, manos y pensamiento del conductor por hasta 24 segundos, según un estudio de la Asociación Americana del Automóvil (AAA). En realidad, se necesitan dos segundos para sufrir un accidente, así que imagina el riesgo que corres mientras manejas y programas alguna dirección en el GPS, acción que requiere mínimo 40 segundos de tu atención.

Debería de ponerse más atención a lo que los fabricantes de autos instalan en sus autos para hacerlos más ‘atractivos’ para los conductores. Realizar llamadas y textear no es lo único que requiere la atención del conductor: sintonizar la radio o introducir
una dirección al sistema GPS son motivo de distracción.

Si a eso le sumamos la presencia de funciones que tienen los autos nuevos para entrar a las redes sociales, enviar correos electrónicos o mensajes de texto, la combinación de información, entretenimiento y tecnología es muy peligrosa.
Los conductores se enfrentan ahora con más botones y funciones en el tablero, pero no sólo eso, también tienen que aprender a lidiar con un volante que no sólo tiene el cometido de dirigir las ruedas, sino que agrupa varias funciones del auto, para supuestamente no distraer al conductor del camino.“Se añaden más y más capas de complejidad e información al alcance del conductor pensando que es lo mejor para ellos, pero en realidad no se considera si es bueno o malo”, puntualiza Strayer.

El estudio incluyó pruebas en 30 modelos de autos y camionetas modelos 2017 y concluyeron que en 23 de ellos sus sistemas de infoentretenimiento exigían un nivel de atención muy alto y alto de parte de los conductores y que todos soltaron al menos una vez el volante y retiraron los ojos del camino por atender la pantalla touch, realizar una llamada, subir o bajar el volumen, etc.

Está comprobado que los conductores pueden regular su comportamiento, sobre todo en Estados Unidos. La leyes han servido para reducir un poco el uso del celular y ‘textear’ (al menos 47 estados de la Unión Americana tienen esta prohibición), pero necesita haber un balance entre esto, las funciones y servicios que ofrecen los fabricantes de autos al público, de lo contrario seguirán ocurriendo accidentes a causa de distractores al volante.

http://www.univision.com